Mi?rcoles, 21 de julio de 2010

El papel que ha desempe?ado los EE.UU., en el mundo le fue otorgado con el declive que sufri? el viejo continente despu?s de la II Gran Guerra, que nos dej? exhaustos. Vencido el nazismo, hab?a que seguir manteniendo la generosa partida presupuestaria del Estado encaminada a la seguridad, y para ello se hab?a de crear un nuevo enemigo, la U.R.S.S. Dentro de esta salsa de ? tira y afloja?, en presidente norteamericano Truman cre? en 1947 lo que hoy es la C.I.A., que nosotros exportamos a nuestros tebeos de toda la vida de Mortadelo y Filem?n con su particular agencia, la T.I.A.

Desparecida la amenaza comunista, se buscaron otras r?pidamente, y la que estaba m?s a mano era el narco-tr?fico, que vino a ser sustituida posteriormente por la lucha contra el terrorismo global, es decir, Al- Qaeda.

En su particular lucha contra el supuesto Eje del Mal, el presidente Bush dot? a esta agencia, as? como a otras como la agencia del Director Inteligencia Nacional (D.N.I.) as? como a otras como la Comunidad de Inteligencia (I.C.).

El pueblo americano no s?lo ve?a con buenos ojos la sobre dotaci?n de dicha agencia, sino que un ?rgano tan importante como es la inteligencia nacional, est? pasando de manera silenciosa a manos privadas, como se ha atrevido a denunciar en su art?culo de prensa el diario The Washington Post. En su art?culo de investigaci?n, que ha durado un par de a?os, afirman que casi el 30% de los empleados de dichas agencias son empleados privados, y el resto son empleados leales al Estado, o lo que vendr?a a llamarse en Europa, funcionarios.

entrada organismo de inteligencia

Es alarmante, el n?mero de empresas privadas ? unas 1900- que en este momento forman parte de las agencias y en consecuencia de la Seguridad Nacional, que sin animo de exagerar y visto el entramado de alianzas entre Europa y los EE.UU., as? como en una ?poca de globalizaci?n y de cooperaci?n y gesti?n com?n, cualquier amenaza que pueda sufrir el pueblo norteamericano, es una amena directa al pueblo de Europa, ya no por el famoso Art. 5 de la Carta de la O.T.A.N., ni por art?culos de similar contenidos de otras organizaciones y asociaciones, sino es un claro ejemplo, de lo que se vio en su momento, con los tristisimos atentados contra la vida de las personas que se llevaron a cabo en Nueva York, posteriormente en Madrid y finalmente en Londres, pasando por India y ?frica.

Algo debe estar fallando en la gesti?n de las agencias de inteligencia norteamericanas, porque ya no se lleva la doctrina f?rrea de sus primeros a?os con aquellos estudiantes privilegiados de las universidades de Yale o Harvard. El citado rotativo, ha puesto de manifiesto, que cada d?a en las diferentes sedes de estas agencias, se recibe una cantidad importante de informes de espionaje que pueden afectar de una u otra manera a la seguridad del Estado, no obstante, dichos informes, as? como llegan, as? son clasificados, en un nuevo grupo que escapa a los ya archiconocidos, como Top Secret, secreto o confidencia. Est? vez se clasifican en NO LE?DOS y a esperar a que el polvo le maquille la cara. Esto sin duda crea un precedente peligroso y llamativo. Como es posible que la agencia deje pasar una cantidad de informaci?n tan vasta, hasta el punto que por alguna raz?n, ha permitido que las empresas privadas participen de una columna que se entiende que debe ser ?nicamente reservada a los poderes del Estado y de nadie m?s. Fallos, de la no lectura, lo ?nico que provocan es que pasen desapercibido ? cachorros? adiestrados por grupos terroristas, que lo ?nico que consiguen es crear alarma y miedo entre la poblaci?n, lo que lleva al Estado a apretar las medidas de control y de seguridad hacia los ciudadanos, medidas que ya empiezan a rozar lo no democr?tico o la intromisi?n en las personas, su vida e intimidad.

No es posible que se lleve a cabo este nefasto resultado, porque el personal de las agencias con la cantidad de recursos econ?micos que reciben, sean incapaces de hacer frente a su propia actividad y burocracia.

En definitiva, no s? qu? es m?s peligroso, si dejar que el sector privado vaya introduci?ndose a cuclillas en los poderes del Estado, o que las agencias de inteligencia, se vean tan desbordadas o desorganizadas y mal gestionadas, que llega un punto que la informaci?n que reciben de sus corresponsales en el exterior, acaba siendo una molestia para los tecnocratas. Yo considero que debe hacerse una limpieza de aquellas personas que de alto puesto, son incapaces de hacer una brillante gesti?n e incapaces de llevar a cabo un buen provecho de los medios que el pueblo ponen a su alcance. No solo debe volver a manos publicas, ya sea en EE.UU., o en Europa, sino que debe gestionarse y canalizarse correctamente toda la informaci?n que les llega.


Publicado por Sioncitto @ 14:03
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios