Jueves, 23 de diciembre de 2010

Muchas son las teor?as que a d?a de hoy se barajan para intentar explicar de alguna manera el retroceso que se est? dando en los pa?ses de la Europa Occidental con respecto al estado del bienestar, hoy denominado por muchos, como el estado del bienestabais.

Fueron muchos y muy largos y duros, los procesos que miles de ciudadanos de este continente tuvieron que soportar y luchar duramente para que hoy, los que nos ha tocado vivir, pudi?ramos disfrutar sin saberlo de aquel inmenso esfuerzo que supuso. Logros convertidos en derecho consolidados poco a poco, hizo de los pa?ses de Europa, los estados donde la gente disfrutaba de unos derechos y servicios sociales envidiables para el resto del mundo, que se ve?a condenado al previo pago si quer?a disfrutarlos, y en nuestras fronteras, es el Estado quien se hac?a cargo de la cuenta.

estado del bienestarEl mundo, despu?s de la Gran Guerra, poco a poco a trav?s primero del comercio y seguidamente de cerca de la pol?tica, se fue abriendo y extendiendo sus ra?ces comerciales lo que ha llevado a una intensificaci?n en las ?ltimas d?cadas, lo que nos ha llevado, a lo que hoy conocemos como ? globalizaci?n?. Para muchos, un t?rmino atractivo, pero que sin duda, esconde un sabor amargo.

La extensi?n de la econom?a y las finanzas internacionales a todos los rincones del mundo, ha hecho que gigantes dormidos, y entendi?ndose por ellos, pa?ses con bastisima poblaci?n o mano de obra, que en su mayor?a suelen ser pobres o en v?as de desarrollo, que es donde se concentra el mayor n?mero de nacimientos, son los primero que se han beneficiado de esta globalizaci?n, ya que disponen de abundante mano de obra, y con ello, al ser pa?ses pobres, sus monedas as? como sus sueldos ? cuando el m?nimo a veces ni est? regulado- son inmensamente bajos comparados con los de Europa, eso lleva, a que las empresas que quieres masificar sus ganancias y reducir en el mayor posible sus gastos, optan por trasladar sus empresas y su producci?n a estos estados emergentes, primero por la abundante mano de obra y segundo por sus bajos salarios y por la escasez de impuestos que han de afrontar. En muchos de estos pa?ses, la Seguridad Social, tal y como la conocemos en Espa?a o Reino Unido, all? no existe, por lo que es un atractivo para una multinacional que quiere deslocalizar su producci?n para reducir costes y ampliar beneficios. Todo esto, lleva en cierta medida a que las listas de parados en la Uni?n Europea se dispare, y al ser el subsidio una aportaci?n de escala, es decir, que el Estado utiliza el ingreso de un trabajador activo para hacer frente al trabajador parado o pasivo, ello implica, que el Estado deja de percibir unos ingresos y en cambio debe hacer frente a otros, para poder seguir manteniendo el nivel de bienestar que hasta ahora conocemos. El n?mero de personas que se apuntan a las listas de desempleo, va en aumento r?pidamente lo que hace que el estado entre en crisis econ?mica, y se vea en cierta manera obligado a hacer recortes en determinados subsidios o ayudas que ha de eliminar con el fin, de detener la sangr?a de deuda que le lleva a vender en bolsa miles de millones de euros en deuda p?blica, que implica, que el estado recibe una cantidad de dinero, pero se compromete por ello, a devolver la misma cantidad m?s un tanto por cierto m?s elevado. El elevado, viene a significar que este es variable, seg?n si los evaluadores financieros internacionales, creen que el estado podr? o no hacer frente a esas devoluciones. Cuando el dato es desfavorable, el estado se ve obligado contra su voluntad a aumentar ese porcentaje con el fin de hacerlo m?s atractivo y as? poderlo colocar o vender en el mercado. Lo que sucede al igual con las pensiones o con los subsidios por desempleo, es que con los bonos, el estado, para hacer frente a los que vendi? hace x a?os, debe poner a la venta nuevos, para poder recaudar fondos con el fin de poder hacer frente a aquellos.

estado del bienestarEn caso del sistema de pensiones, que tanto se habla y que tanta pol?mica ha suscitado, con respecto a que Europa quiere subirla dos a?os m?s, y que tanto se escucha que los menores de 40 a?os no disfrutaremos de la misma, viene a significar que es un regad?o de escala, es decir, que el Estado necesita 3 personas activas para poder hacer frente al pago de una pensi?n, pero si por una parte Europa envejece porque se procrea menos, porque las mujeres trabajan y tener un ni?o hoy d?a es muy caro, y por otro lado, el n?mero de personas en desempleo lejos de descender asciende, ello implica un peligro grande para el sistema de pensiones, porque el estado no les puede hacer frente. Para ello, aunque muy antipopular pero necesariamente cierto, se debe subir la edad de jubilaci?n a todo trabajador para poder hacer frente al timo que supone el regad?o escalonado de pagos de la Seguridad Social, eso s?, el Estado debe ser cauto y vigilante absoluto, de que las empresas no jueguen sucio y despidan a sus empleados de cierta edad, o motivar mediante ayudas o descuentos a estas, para que contraten a personas de m?s de 55 a?os para que puedan terminar de cotizar. En los tiempos que corren, todos debemos arrimar el hombro.

Sucede que el Estado se ve en un dilema... qu? hacer... teniendo en cuenta, que el Estado es como una empresa que ha de vender y venderse, con el fin de obtener unas ganancias con las cuales hacer frente a su pol?tica, en este caso, del bienestar. El estado occidental, d?gase Uni?n Europea o EE.UU., est? en desventaja con respecto a los pa?ses emergentes, ya que ? al menos en el primer caso- en aquellos pa?ses como los del sureste asi?tico, no existen pol?ticas del bienestar, ni ninguna que se le parezca, por lo que el gasto de esos estados con respecto a sus ciudadanos es inmensamente menor, por lo que su competitividad es mucho mayor que por ejemplo a la de Espa?a.

Nuestro gasto en sanidad es increiblemente escandaloso, y ello implica, que ciudadanos carentes de ?tica y respeto se aprovechen descaradamente de ello, lo que a la larga implicar? medidas antipopulares para intentar frenar el ingente gasto que supone para el Estado el gasto en ese campo. Tal vez, pero impopular, el co-pago o pago de un euro simb?lico por visita, aunque incre?ble parezca recortar?a ese abuso y se contribuir?a a una mejor financiaci?n.

estado del bienestarEl hecho, es que en la ciencia pol?tica jam?s se pens? que el Estado podr?a ser un d?a centrifugado por las inmensas y todo poderosas fuerzas econ?micas internacionales. El hecho, es que el Estado no puede ser autarquica, es decir, valerse por si mismo, y necesita comerciar tanto vender como comprar con otros pa?ses de su entorno o de otros lugares. Para ello se establecen unas relaciones y unas reglas que se han de cumplir si se quiere entrar en ese sistema. Ello ha llevado que el Estado caiga en mano de los financieros internacionales, que mediante organizaciones internacionales de peso econ?mico, est?n rigiendo las pol?ticas internas que hasta el momento eran soberanas del Estado. As?, como en el caso de Grecia, Irlanda, Portugal, Espa?a e Italia, el Estado se ve forzado a tomar medidas anti populares mucho antes saboreadas por otros estado como Argentina en Sudam?rica. El hecho es, que el Estado es obligado a reducir su aportaci?n, y para ello, debe congelar pensiones, recortar sueldos, recortar gastos, reducir niveles. Estoy de acuerdo con muchos que antes de empezar por ah? deber?a recortarse muchas otras cosas que no se hace, pero el mandato no viene desde el interior sino desde el exterior. Al ser la econom?a exterior la que marca las pautas de la interior y el futuro del Estado, este debe hacer lo que se le manda, o recomienda como se dice. Se debe reducir el d?ficit del Estado, es decir, reducir el gasto que se produce, y aunque es antipupular es por el bien ya no solo de la supervivencia del Estado, sino de los derechos adquiridos de los ciudadanos.

En conclusi?n, no defiendo para nada los recortes, solo intento explicar, que entre lo malo, esto es lo menos malo, ya que vivimos en un mundo globalizado econ?mica y financieramente, donde el estado ha perdido uno de sus mayores bienes, que es la soberan?a. Ajora el Estado por s? mismo no puede decidir que hacer, sino que debe acatar sin rechistar las normas que desde fuera se le impongan para no ser expulsado del juego, porque de serlo ser?a su fin, algo que nadie quiere ni desea. Para evitar que la crisis se cebe con la econom?a interna y el d?ficit se expanda como la p?lvora creando m?s crisis, deben tomarse unas medidas de contenci?n, con el ?nico fin de poner un coto a la conjetura econ?mica, pero de manera temporal. Todos debemos arrimar el hombro, todos debemos intentar comprender la pol?tica econ?mica que desde el Estado se adopta, porque no se le puede culpar por ser arrastrado por la corriente de la globalizaci?n. Hay que hacer frente a muchos males a la vez, uno de ellos, es la competencia desleal que se hace desde algunos pa?ses como pueden ser las econom?as emergentes, pero por otro lado, es con los especuladores econ?micos, cuyo fin ego?sta salvaje nunca haya satisfacci?n a su gula por amontonar riquezas, aunque ponga en serio peligro al Estado.

Vivimos en una nueva ?poca como se vivi? en su momento la que vivieron nuestros ante pasados. Debemos amoldarnos y en lugar de quejarnos, debemos apoyar a quien desde el Estado, intenta minimizar toda perdida del estado del bienestar.

Lo que s? tambi?n es cierto, es que el estado, si ya no solo, con el conjunto como implicar?a hoy la Uni?n Europea, deber?a tejer una red con el fin de retener a nuestra poca industria, es decir, a nuestra riqueza.


Publicado por Sioncitto @ 23:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios