Jueves, 02 de mayo de 2013

Si echamos un vistazo al calendario, veremos que cada día es un día reivindicativo, de lo que sea, de lo más dispar. Sin duda, no quita que este día, fue la reivindicación de los derechos que se creían necesarios en la relación social, y que nos ha llevado a disfrutar de unos cuidados, que bajo la escusa salvaje de la “ crisis” se nos está eliminando de manera silenciosa, mientras los bufones de turno, nos distraen para que no nos demos cuenta de que nos están vaciando la maleta.Proletarios

Cabe detenerse, y reflexionar con cuidadosa profundidad y atención la relaciones que existen dentro del Estado y sus redes. El Estado es aquello, que no sólo debe arbitrar y supervisar, sino que debe velar y salvaguardar. El Estado no es sólo el Presidente del Gobierno, no es el policía que vela por nuestra seguridad, sino, cada uno de nosotros, somos y formamos parte del Estado. Sin gente, sin población, no hay Estado. Este ejemplo, se ve mucho en las relaciones institucionales, cuando individuos particulares se ven envueltos en “ líos” como sujetos individuales y terceros Estados.

1 de mayoDicho esto, cabe preguntarse: ¿ Qué papel desempeña – o dicho de otra manera- debería desenvolupar el Estado en tiempos de extrema crisis?.

Esta misma pregunta, da para una tesis doctoral, o más bien para una cátedra. Yo pondré mi granito de arena. Estoy en la elaboración de un libro que se llamará: “ El principio de la dignidad humana”, donde intentaré explicar dos puntos: primero la relación ideal Estado- individuo en un contexto de crisis como la que estamos padeciendo, y en segundo lado, como desde una ideología de derechas, esas ideas se pueden llevar a término, sin ser incompatible con esa tendencia perfecta.

Sin duda, el trabajo es una herramienta que tiene dos perfiles importantes: Uno primero sería que mediante el trabajo, el individuo se siente integrante de la comunidad a la que pertenece. En un segundo carácter, estaría en que el Estado gana con ese rendimiento, primero en la captación de impuestos, segundo en la ocupación de ese individuo en una extensión social y, por último, en que ese sujeto, distribuye sus ganancias de rendimiento en mover la vasta maquinaria de la economía, al dedicar buena parte de los mismo, en la gran extensión de los casos a dicho fin. Entonces, de ser cierta esta observación, no sería más lógico pensar que es el Estado el primer interesado en que el mayor número de gentes esté en esa red de trabajo, ya que en todos sus puntos, todos son positivos.trabajadores descansando

Bien, teniendo en cuenta que ser el piloto de este “titanic” no es nada fácil, más bien todo – todísimo- lo contrario.

En una de mis clases, a los chicos que les doy Introducción a la Ciencia Política, hablando de las diferentes formas de organización del Estado, les expliqué una vez, el vaciamiento del Estado en su vertiente vertical, es decir, que por un lado cedía competencias a las regiones, y por otro, cedía otras tantas a la Unión. Bien, si nos detenemos en esta última, la Unión, se está haciendo con exclusivas con competencias de índole económica financiera, es decir, con la gasolina que hace que funcione el motor del “ titanic”. Si estas competencias, se ceden a un ente supranacional, el Estado, como sujeto medio, queda sin herramientas para poderse gestionar en esa línea, lo que significa que son otros quienes toman las decisiones por nosotros, y en ese juego de jerarquías, sólo nos queda que aceptar.trabajador

Sin duda, la historia nos ha dejado claro – sin posibles interpretaciones que la puedan variar como sucede en otros ámbitos- que las luchas de clases han amoldado a los Estado según sus necesidades y sentimientos. No podría ser de otra manera, porque no concebiría al Estado como lo conocemos ahora. Bien, si asistimos durante décadas a la lucha de plató de cine, entre dos sistemas opuestos durante la Guerra Fría, y caída su principal escusa, la naturaleza señala que deben ser otros objetivos, por esto mismo, para no extinguirse. Supongo que los biólogos lo llaman “ el instinto de supervivencia”. Por qué digo esto?. Sencillamente porque si comparamos el sistema norteamericano con el sistema de protección social de Europa, veremos que ambos son muy distantes, que el nuestro es proteccionista y el de ellos es sinónimo de “ búscate la vida”. Bien, alguien tuvo la increíble idea de querer acercar ambos sistemas, pero pensó que era mejor acércanos nosotros a ellos que viceversa. Así que, han empezado lo que escuchamos cada día como “ reformas” que no es otra cosa, que pasar el tijeretazo a todo lo que implique “ derecho social”, con el fin de jubilarlo por mayor. Esto sí, como las cosas no se pueden hacer a lo bestia, esto se va haciendo con discreción sonora, lo que las masas prefieren no ignorar y por ello se lanzan con debida razón a las calles a protestar.

En resumen, que ayer fuera el día del trabajador, no quiere decir que sea ese día el único que tenemos que detener dónde estamos y a donde nos llevan nuestros compromisos. Que la ciudadanía se lance a las calles, está bien siempre que esa manifestación de sentimiento sea sana y pacífica. Luego, que el Estado no puede quedarse impasible y desconectar su sonotone sino que debe reflexionar profundamente sobre ese imput que se le lanza, porque como he dicho, no hay Estado sin gente y no hay supervivencia de ambos, si no hay corriente de oxígeno.


Publicado por Sioncitto @ 2:14
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 06 de mayo de 2013 | 23:32

Sion,

Soy Fran. Me gusta mucho leer tus artículos en tu blog sobre economía, política y derecho. 

Cuando tenga más tiempo, me repasaré todos los artículos. Son muy interesantes y llenos de buen contenido.

Saludos,

Fran